Los niños y niñas que están ingresados en el Hospital Álvaro Cunqueiro, de Vigo, recibieron ayer una visita sorpresa con motivo de la Navidad. Y no solo por inesperada para ellos, sino también por la forma en la que entraron: por la ventana. Así lo recoge el diario digital El Faro de Vigo.

Fueron varios los integrantes del Cuerpo de Bomberos de la ciudad que, como ya es tradición, acudieron a visitar a los infantes que están ingresados. Y, como en anteriores ediciones, llevaron uno de sus camiones y extendieron su escalera hasta la tercera planta para entrar a través de una de sus ventanas. En el interior les esperaban decenas de niños boquiabiertos y sorprendidos por esta inesperada visita.

Los bomberos, uniformados, charlaron y jugaron con los niños y les entregaron varios regalos. Como cada año, el complejo hospitalario agradece a los bomberos el esfuerzo que realizan con este tipo de visitas que hacen más agradable la estancia de los pacientes pediátricos en estas fechas navideñas.

Y es que no es la primera vez que los Bomberos de Vigo dan una sorpresa a los niños del hospital vigués. Todas las navidades desde la apertura del Cunqueiro, en 2015, montan una grúa y suben a la planta de pediatría. Una demostración sorpresa sobre cómo se lleva a cabo un rescate que siempre hace disfrutar a los pequeños hospitalizados. El personal del Chuvi agradeció ayer a cada uno de los integrantes de la dotación de bomberos, el esfuerzo solidario que realizan cada año para hacer más agradable la estancia hospitalaria de los pequeños.

 

Imagen: Atlántico Net

Pin It