Así lo han confirmado fuentes de la Concejalía de Seguridad junto con el jefe de Bomberos de Benalmádena, David Bañasco, quienes explicaron que "a través de unas medidas muy básicas recomendadas desde el Área de Emergencias, podemos prevenir la aparición de nuevos incendios forestales que ocasionen daños en viviendas y zonas verdes", según informan en el diario digital Veinte minutos.

La realización de un perímetro de seguridad alrededor de las viviendas que colindan con el campo para evitar incendios forestales o interfase constituye una de las medidas esenciales destacadas por dicha concejalía.

"Tenemos que seguir trabajando y sumando esfuerzos para evitar nuevos incendios. Realizamos un llamamiento a la población para que conecten con el 112 ante cualquier posible indicio de incendio y así poner en alerta a los servicios de emergencia", señalaron estas fuentes. Por su parte, Bañasco agregó que está siendo un verano "duro" en cuanto a incendios forestales e interfase. El jefe de bomberos explicó que Benalmádena está integrada por muchas zonas de interfase, que son las que coinciden masas forestales y viviendas: "Por tanto, el riesgo es mayor, al encontrarse muy cerca la vegetación de las casas".

Bañasco destacó que la colaboración ciudadana y la actitud preventiva resultan muy importantes: “Tener conciencia de que tenemos que limpiar las zonas de vegetación cercanas a nuestras viviendas para evitar que el posible incendio llegue a nuestras casas; además de otras medidas, como no verter vegetación que cortamos de nuestros jardines al exterior del vallado, donde se acumula y seca hasta convertirse en combustible fácil para la propagación de un fuego".

Para este verano se espera "un alto riesgo de incendio por las elevadas temperaturas, la desecación de la vegetación y las frecuentes rachas de viento de poniente, que dificultan las labores de extinción", recordó Beñasco. En lo que llevamos de temporada estival,  Benalmádena ya ha padecido cinco incendios forestales de gran magnitud.

Pin It