Su justificación está en la lejanía con respecto a la costa que tiene el parque eibarrés y la creación de otro nuevo en Bergara, según informa www.diariovasco.com 

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha presentado al Ayuntamiento el Plan de modernización y mejora integral de la atención a las emergencias en la provincia. Por medio de este proyecto, la Diputación pretende reorganizar las sedes y las funciones de los bomberos del territorio de aquí hasta el año 2030, cuya inmediata repercusión es la supresión del parque de bomberos de Azitain.

En este sentido, se plantea la necesidad de trasladar unos kilómetros dicho equipamiento hacia Elgoibar, con el objetivo de dar servicio a toda la zona del Bajo Deba, que actualmente se encuentra muy alejado de municipios costeros como Deba y Mutriku. 

Dos sedes en el territorio

El Plan Foral pasa por la puesta en marcha de una central unificada de coordinación de emergencias en el parque de bomberos de Garbera, en Donostia, donde se establecerá un mando responsable de guardia único para todo el territorio. Además, se dejará de actuar con base en las comarcas y se establecerán dos zonas operativas: Ekialde, con sede en Donostialdea, y Mendebalde, con sede en Bergara, justo a ocho minutos del parque de bomberos de Azitain.

Esto traerá consigo una reordenación de los actuales parques. Por un lado, se procederá a reubicar los parques de Zubillaga (en Oñati), Korosti (Legazpi) y Azitain (Eibar) y se creará uno nuevo en Bergara en el eje central de Mendebalde. De hecho, según han asegurado desde la Diputación, el objetivo es aprovechar la red de carreteras de alta capacidad, la denominada Rotonda de Gipuzkoa, para llegar en poco tiempo a cualquier municipio del territorio.

Por ello, la reordenación llevará a crear dos nuevos parques y a reubicar tres, de manera que el mapa final quedará con ocho sedes en lugar de los nueve actuales (los ocho forales más el de Donostia).

La zona Este de actuación estará compuesta por el parque de Garbera -actualmente municipal- como central, más los ubicados en Zarautz, Tolosa e Irún. Dará cobertura al 69% de la población de Gipuzkoa, concentrada en el 40% de la superficie del territorio. Prevé recibir entre 3.000 y 3.500 intervenciones al año. La otra zona operativa -Mendebaldea- atenderá al 31% de la población en el 60% de la superficie, con una previsión de 1.200-1.800 intervenciones anuales. Es aquí donde se registran los principales cambios físicos. Se reubicarán los parques de Zubillaga (Oñati), Korosti (Legazpi) y Azitain(Eibar). Las comunicaciones han tenido mucho que ver en la decisión. La sede central de la zona, que dará servicio a Debagoiena y Alto Urola, se construirá en el nudo de carreteras conformado por la AP-1 y la GI-632, en Bergara.

La Diputación planea licitar y adjudicar la nueva sede central de Bergara antes de junio de 2019. A partir de ahí, los tres próximos gobiernos forales deberán afrontar los trabajos de construcción de sedes y convocatorias de OPEs para nutrirlas de personal, una vez que el plan global sea debatido y aprobado en las Juntas Generales de Gipuzkoa. Además, se conoce que en un plazo de diez años el 70% de la plantilla actual estará en edad de jubilarse.

Foto: www.diariovasco.com 

Pin It

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder vender nuestros productos, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies Para saber más, consulte nuestra política de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio.