El Ayuntamiento de Zamora ha retomado la licitación para la redacción del proyecto del nuevo parque de bomberos después de recibir y estimar un recurso de reposición relacionado con las fórmulas de baremación, según informa www.laopiniondezamora.es.

Una vez estudiada y resuelta la cuestión, el equipo de Gobierno ha decidido reabrir el plazo de presentación de proposiciones durante un espacio de quince días hábiles desde la jornada de este martes. En el momento en que se paralizó el proceso, el Consistorio había recibido ya once ofertas de empresas y uniones temporales -la mitad de ellas radicadas en la provincia de Zamora- para hacerse cargo de este proyecto. Ofertas que se mantendrán vigentes en este nuevo periodo sin perjuicio de que los lidiadores puedan presentar una nueva oferta para adaptarse al pliego de cláusulas administrativas.

La construcción del nuevo parque de bomberos se ha convertido en una de las prioridades para el equipo de Gobierno, que busca materializar -o al menos hilvanar- el proyecto antes de que finalice el mandato. Por eso, el primero de los pasos es el de encargar la redacción del documento por el que se rija la obra, contrato que se valora en 70.000 euros. El objetivo del área de Seguridad Ciudadana es que la adjudicación se lleve a cabo en lo que queda de este curso 2017. Una vez formalizado el contrato, el plazo de ejecución será de dos meses desde la firma, por lo que durante el primer trimestre el próximo año 2018 el documento debería ser una realidad de cara a la adjudicación definitiva de las obras del nuevo edificio para los bomberos.

El programa de necesidades básicas del nuevo parque de bomberos incluye la construcción de una torre de maniobras de 30 metros de altura como mínimo. Una infraestructura que deberá estar dotada con dos sótanos -el superior con rampa de acceso- y distintas tipologías de huecos. Esta torre permitirá efectuar maniobras de trepa con escalera por fachada, operaciones de salvamento y evacuación, escalada de balcones, maniobras de escalada y descenso por interior de patio de luces y, quizá lo más espectacular, prácticas con fuego real.

El cuerpo de Bomberos de Zamora contará también en su nuevo hogar del corredor de Roales con dos pozos de prácticas de dos metros de diámetro y profundidades mínimas de diez y cinco metros respectivamente. Unos espacios que permitirán la realización de pruebas de aspiración y medida de caudal de motobombas y prácticas de rescate y salvamento. Su ubicación, además, permitirá el acercamiento de todos los vehículos a la zona donde finalmente queden situados dentro del proyecto original.

Foto: www.laopiniondezamora.es

 

Pin It

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder vender nuestros productos, mejorar la navegación y conocer sus hábitos de navegación. Si acepta este aviso, continúa navegando o permanece en la web, consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies Para saber más, consulte nuestra política de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio.