Incendios forestales

  • El año pasado se ha convertido en el ejercicio con menor superficie arrasada por el fuego en toda la serie histórica, que comenzó hace medio siglo, en 1968, según el avance informativo de 2018 de la Estadística General de Incendios Forestales, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al que ha tenido acceso la agencia de noticias Europa Press. En el mismo se concluye que 2018 fue el ejercicio con menos incendios forestales del último decenio, con 7.143 siniestros frente a la media de 12.573.

  • Bruselas .- El calentamiento global y la crisis climática hace que los incendios cada verano sean más devastadores en Europa. Como respuesta a los posibles incendios forestales durante el próximo verano, la Comisión Europea ha puesto en marcha este martes la primera flota de aeronaves de lucha contra incendios en el marco del nuevo sistema rescEU para hacer frente a catástrofes naturales.

    De momento, siete aviones y seis helicópteros de lucha contra incendios formarán parte de la flota rescEU durante un periodo inicial de transición. El Ejecutivo comunitario está hablando con los países participantes para añadir más equipos en las próximas semanas.

    Cinco Estados miembros de la UE frecuentemente afectados por incendios forestales en los últimos años han aportado aviones y helicópteros a la flota de transición rescEU de 2019. Los equipos iniciales son: dos aeronaves de Croacia, una aeronave de Francia, dos aeronaves de Italia, dos aeronaves de España y seis helicópteros de Suecia.

    Además de la creación de la flota rescEU, la Comisión Europea ha anunciado mayores capacidades de supervisión y coordinación para prepararse ante la temporada de incendios forestales.

    El  Centro Europeo de Coordinación de la Respuesta a Emergencias (CECRE) de la UE, que funciona las 24 horas del día y los siete días de la semana, se reforzará durante el verano con un equipo de apoyo para incendios forestales, constituido por expertos de los Estados miembros, ha anunciado la Comisión Europea: videoconferencias periódicas con los Estados miembros a lo largo del verano; el  sistema de satélites Copernicus de la UE se utilizará para cartografiar las emergencias de incendios forestales; en los últimos meses se han realizado varios ejercicios de campo sobre incendios forestales.

    Previsiones

    El objetivo a largo plazo es añadir más capacidades y equipos, y constituir una reserva rescEU más sólida, afirma Bruselas.

    Europa ha sufrido catástrofes graves de origen natural y humano en los últimos años. Los incendios forestales, las inundaciones, las tormentas y los terremotos se han cobrado vidas, concretamente más de cien en 2018.

    ¿Por qué se ha creado rescEU? El Mecanismo de Protección Civil de la UE se basaba hasta ahora en un sistema a través del cual la UE coordina las contribuciones voluntarias de los Estados participantes a un país que haya solicitado ayuda. Las ofertas de asistencia son coordinadas por el Centro Europeo de Coordinación de la Respuesta a Emergencias, con sede en Bruselas.

    "En los últimos años, las condiciones climáticas extremas y las nuevas amenazas han puesto al límite la capacidad de los Estados miembros para ayudarse recíprocamente, especialmente cuando varios de ellos se enfrentan al mismo tipo de catástrofe de forma simultánea. En los casos en que existe poca o ninguna disponibilidad de equipos, la UE carece de capacidad de reserva para ayudar a los Estados miembros desbordados", afirma la Comisión Europea.

    El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha afirmado: "rescEU es una respuesta concreta, una respuesta europea, para ayudar a los numerosos ciudadanos nuestros que se enfrentan a la amenaza de catástrofes naturales. Como europeos, todos nos hemos sentido sobrecogidos por la pérdida de numerosas vidas humanas en los últimos años a causa de los incendios forestales que se han producido de Portugal a Grecia. La solidaridad europea debe consistir en proteger a los ciudadanos y ayudarse mutuamente en tiempos difíciles: rescEU ofrece soluciones prácticas y pone firmemente en marcha la solidaridad europea".

    Imagen cedida por agencia EFE.

  • El fuego ha arrasado en nuestro país un total de 32.154,99 hectáreas desde el 1 de enero hasta el 30 de abril de 2019, lo que representa un 4,61% más respecto a 2018. Así lo recogen los últimos datos procedentes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que apuntan que se ha arrasado un 34,75% más de hectáreas que la media del decenio. Las consecuencias del cambio climático están detrás de estas malas cifras, que vienen acompañadas de sequías acentuadas en la mayor parte de la península y que ya fueron pronosticadas por expertos en meteorología e incendios forestales. Hasta la fecha, 2019 se sitúa como el tercer año en número de incendios forestales (4.044), seguido por 2012, en el que se produjeron 7.706 fuegos, y 2009, en el que se contabilizaron hasta 5.517 siniestros.

  • Este próximo mes de agosto cada uno de los 140 bomberos que componen la plantilla del servicio de prevención de incendios y salvamento de Granada recibirá dos equipos de trabajo especializados para la intervención en fuego de viviendas, para incendios forestales y accidentes de tráfico, según informa el diario digital Ideal.

    El jefe del Servicio de Bomberos de Granada, Gustavo Molino ha confirmado a este diario, la adquisición de 200 nuevos trajes de intervención adaptados para fuegos en domicilios y otros 250 equipos técnicos específicos para incendios forestales y rescates en accidentes de tráfico.

    Además los parques Norte y Sur de la capital granadina se reforzarán con dos camiones bomba y otros dos de transporte de personal pensados especialmente para ganar operatividad y agilidad en las intervenciones en el barrio del Albaicín. Las particulares de accesibilidad de este barrio, de calles estrechas, obliga ahora a los bomberos a entrar con varios vehículos ligeros a la vez para cada intervención. Ahora los camiones especiales les permitirán realizar las intervenciones de forma más ágil y facilitarán las maniobras.

    Molino especifica que los bomberos acaban de reforzar también su equipamiento personal con 220 pares de botas forestales y otros tantos cascos nuevos.

    Renovación de la flota

    Los 450 nuevos trajes técnicos que estrenarán los bomberos en apenas unas semanas se han adquirido con cargo a los tres millones de euros de financiación de los fondos UNESPA correspondientes a 2018, mientras que para 2019 está prevista otra inversión de 1,5 millones que permitirá renovar prácticamente al completo la flota y deshacerse de los vehículos más antiguos.

    «El servicio de bomberos de Granada es puntero en España, en medios, profesionales y formación», defiende el jefe de los bomberos de Granada.

    Molino ha querido así salir al paso de las últimas críticas del Sindicato Andaluz de Bomberos que esta semana denunciaba que la plantilla granadina "no puede responder con garantías» a los servicios por la falta de personal. Tras el desgraciado incendio de Cájar, con una víctima mortal, el sindicato subrayó que los bomberos estaban atendiendo servicios simultáneos y no disponían de más unidades.

    "No falló"

    «Los efectivos son los que tenía que haber y el tiempo de llegada tampoco falló. El primero de los vehículos llegó en un tiempo de 14 minutos, mientras que desde el Parque Norte o Sur hasta el fuego los tiempos de llegada eran de 18 y 16 minutos», argumenta Molino.

    El jefe de bomberos asegura que él es el primero en reivindicar un aumento de personal «y en eso estamos con el nuevo equipo de gobierno», pero a la vez pidió «seriedad y profesionalidad y que no se genere alarma e inseguridad en la población». En este sentido, Molino garantizó que la plantilla de Granada permite cubrir cada uno de los turnos con servicios mínimos de 25 bomberos, que pueden realizar hasta cuatro salidas simultáneas.

    "Es imposible tener dimensionado un servicio siempre para circunstancias excepcionales", subraya. Cuando se produjo el fuego de Cájar, los bomberos estaban cubriendo cuatro salidas. "Y de inmediato los 25 efectivos se dirigieron a Cájar. Lo cubrimos con más medios de lo normal, seis bomberos, tres conductores y dos mandos", incide el jefe, que cree en este sentido "injusto" vincular la desgracia de Cájar con la falta de medios.

     

    Imagen: Ideal